divendres, 1 de novembre de 2013

3 poemes mexicans per Tots Sants

                            [imatge extreta de http://www.ushispanicministry.com/archives/1161]

*Tots Sants i el dia dels fidels Difunts són dies molt celebrats en algunes cultures com la cultura mexicana.
He trobat per casualitat uns versos d'un poeta contemporani mexicà que són un bon exemple de la influència i la importància que té aquesta tradició fins i tot en la literatura i lletres mexicanes.

**Són uns poemes d'un poeta de Puebla que les seves arrels són plenament indígenes i es diu Alberto Hernández Casimira. De l'autor, més enllà de les seves arrels i que és un autor contemporani, n'he conseguit trobar poca informació. (i els poemes són extrets d'apèndixs d'alguns estudis actuals sobre poesia indígena méxicana contemporània)

Vet aquí unes paraules del seu editor: (extretes del blog: http://elerranteeditor.blogspot.com.es/)

"El indigenismo se expresa de diversas maneras según la gente, el momento y las circunstancias. Todas estas manifestaciones tienen en común el deseo de exaltar las culturas indígenas del pasado y lo que permanece de ellas en el presente.
Esta coyuntura propicia asimismo un “despertar” de la conciencia histórica de los indígenas, así como el deseo de reivindicar un pasado y enriquecer con nuevos matices los atributos culturales vigentes de su razón de ser.
Cualquiera que haya sido la intención que motiva el resurgimiento, estas tendencias permitieron que la voz todavía tenue de algunos autores indígenas fuera escuchada y que sus obras se dieran a conocer.
Alberto Hernández Casimira, oriundo de Huauchinango, Puebla, hablante nativo de la lengua náhuatl, es uno de estos autores que quieren ser oídos, leídos, no sólo en la lengua nacional: el castellano, sino también en una lengua más entrañablemente mexicana: el náhuatl, su lengua materna.
El sólo hecho de expresarse en náhuatl es un grito de protesta. Pero Alberto Hernández no se limita a expresar su sentir profundo en la lengua de sus ancestros. En una introducción, expresa el deseo de ver los “patrones culturales indígenas” reconocidos como tales, como una opción existencial en la tierra y no rechazados en tanto manifiestan un supuesto retraso cultural."

                                           VERDAD SOBRE LA MUERTE
                                           Sólo muriendo en gran pecado equivale morir eternamente,
                                           el vivir sin querer haber amado 
                                           buscando un perderse eternamente.

                                           Mas el morir por ser crucificado
                                           a sabiendas amando inmensamente
                                           en pos de nuestro ser resucitado
                                           aunque en día de fecha no inminente.

                                           Es un morir sublime y muy dichoso,
                                           es búsqueda de una ansiada gloria
                                           aunque la vida sea inmensa pena.
                                              
                                           Librándonos de tan fatal cadena
                                           dando paso a una nueva historia
                                           donde se goza de todo lo grandioso...

                                                  TODOS LOS SANTOS

                                           Olor de incienso, flores, pan de muerto
                                           y tamal en espléndidos altares,
                                           de manjares no es un derroche incierto
                                           en nuestros exigentes paladares.

                                           Es el anhelo de ser nunca yerto
                                           de este cuerpo en estos caminares,
                                           es el anclar viviente del real puerto
                                           des de estos mundanales valladares.

                                           De nuestra alma es vida en excelencia
                                           en el umbral de ese gran futuro
                                           que aquí forja nuestro acto diestro.

                                           Lejos de ser un ritual siniestro
                                           en orgía de apetito inmaduro
                                           como opinan los hombres sin conciencia.

                                                     Alberto Hernández Casimira 
                                       (Indígena nahua de Xolotla, Pahuatlán, Puebla, México)
                                                             ****
Hernández Casimira és un bon exemple de com ha continuat la tradició poètica entorn la vida i la mort en la cultura Naua mexicana i de com n´és una temàtica mil·lenària. Alguns historiadors, antropòlegs i estudiosos com Angel María Garibay Kintana y Miguel León Portilla  han adaptat a la llengua castellana alguns poemes antiquíssims:
"La literatura de los pueblos de habla náhuatl es la más conocida de las literaturas de los pueblos del México antigüo. Durante los primeros años de la conquista y colonia, los frailes hicieron una buena cantidad de documentos que fijaron en caracteres latinos la tradición oral de estos pueblos. Gracias a la labor de estudiosos contemporáneos, como Angel María Garibay Kintana y Miguel León Portilla, podemos acercarnos a esta manifestación artística de los pueblos prehispánicos."

Sed de inmortalidad

Autor: Netzahualcóyotl (1450)
Cantares mexicanos
Niwinti, nichoka, niknotlamati,
nikmati, nik-itoa, nik-elnamiki:
¡maka aik nimiki, maka aik nipoliwi!
Inkan ahmicowa, inkan ontepetiwa,
in ma onkan niauh:
¡maka aik nimiki, maka aik nipoliwi!
Me siento fuera de sentido,
lloro, me aflijo y pienso,
digo y recuerdo:
¡Oh, si nunca yo muriera,
si nunca desapareciera!...
¡Vaya yo donde no hay muerte,
donde se alcanza victoria!
Oh, si nunca yo muriera,
si nunca desapareciera...